¿Cuál es tu estilo de coreografía?

Lo bueno de bailar es que puede haber cientos de ideas e interpretaciones diferentes, y que puede haber espacio para todas ellas, porque ninguna de ellas es innecesariamente errónea.

Probablemente habrá un momento en algún momento de tu carrera en el que tendrás que desarrollar una coreografía completa o contribuir a crearla. Puede ser un trabajo bastante grande y emocionante. Y es emocionante.

Cuando estás trabajando en la coreografía, debes mirar de cerca y realmente comprometerte con lo que te inspira y quiénes son tus influencias. Realmente necesitas entender tu identidad como bailarina para desarrollar coreografías coherentes y hermosas.

Esto realmente se aplica a todos los géneros de danza. Ayuda a ser un coreógrafo versátil, pero muchos coreógrafos tienen un estilo de coreografía particular con el que disfrutan trabajar.

Ya sea que se trate de guetos, campamentos o música lírica inspirados en Pussycat Doll, siempre hay estilos que hacen que los coreógrafos se sientan más cómodos, aunque todos puedan hacerlo.

Hay diferentes enfoques para la coreografía. Para algunos, siempre que la coreografía sea hermosa, eso es todo lo que cuenta, y las reglas y teorías no cuentan tanto como la última pieza.

Para otros, pueden tener un enfoque personalizado. Por ejemplo, a un coreógrafo en particular le gusta bailar en los ritmos más obvios y quiere bailar. A otro coreógrafo le gustaría bailar sobre las letras, a otro le gustaría combinar ambos enfoques.

Luego hay capítulos completos que pueden escribirse sobre el estilo y las interpretaciones del ritmo. En términos de estilo, dependiendo de la música y la pieza con la que esté trabajando, es posible que desee pensar: debe ser fluido y suave, lento y suave, rápido y ligero, energético y fuerte, mínimo, staccato y cómo debe evolucionar la pieza. ?

Esto parece ser un montón de cosas a tener en cuenta cuando se realiza la coreografía. Una vez que lo entiendas, tomarás estas decisiones a medida que continúes. Cuantas más rutinas coreografías, más se convierte en una segunda naturaleza y puedes simplemente escuchar la música o dejar que el tema te explique y sepa instintivamente a dónde quieres ir artísticamente.

En caso de duda, solo conéctalo, escúchalo y baila como te sientes. Porque al final del día no puedes estar equivocado, es tu propia interpretación. Dependiendo del estilo de baile en el que trabaje, es posible que deba seguir ciertas reglas. Aparte de eso, tienes mucha libertad para explorar tus propias ideas y encontrar tu propia identidad.



Software centros formacion de Cea Ordenadores